Páginas

martes, 16 de junio de 2015

Los Imprescindibles de . . . Capítulo III


L O S    I M P R E S C I N B L E S    D E . . .
P  A  R  I  S

Bienvenue à la ville de l'amour. Tras la semana en París, uno se queda con la sensación de haberse dado cuenta de porque esta ciudad es la más visitada del mundo, y es que mires a donde mires, vayas donde vayas hay un rincón digno de fotografiar, hay una plaza, un jardín, un monumento o un museo que merece la pena contemplar, hasta las pérgolas, farolas y carteles de las entradas a las estaciones de metro son llamativos y algunos de ellos monumentos en sí mismos. A continuación vamos a intentar resumir los imprescindibles que no debéis obviar en vuestro paso por esta gran ciudad para que de ella os podáis marchar con buen sabor de boca, pero, para poder terminar una visita primero hay que comenzarla así que ahí va mi pequeño resumen:

1. LAS  GRANDES  DAMAS  DE  PARÍS:

Se dice que la capital francesa tiene dos grandes damas al borde del río Sena. Como no podría ser de otra forma, estas grandes damas son la Catedral de Notre Dame y la archiconocida Torre Eiffel. Quién no conocer la Catedral de Notre Dame, situada en la Isla de la Citè, el kilómetro 0 de todas las carreteras francesas y el origen de la ciudad de París, en gran parte gracias a la novela de Victor Hugo "El Jorobado de Notre Dame" que años mas tarde Disney llevo a la gran pantalla para narrar las vivencias del campanero de la Catedral que vivía enamorado de la joven Esmeralda y que ansiaba escapar de entre los muros del sagrado edificio. Pues bien, las dos horas de cola para ascender los 387 escalones que separan el suelo de los 96 metros de altura máxima de las torres, merecen totalmente la pena. La panorámica desde lo alto de la fachada principal de la Catedral es impresionante, es uno de los puntos desde los que se puede contemplar la gran dimensión de la ciudad, acompañado de las gárgolas, cuyos nombres son Victor, Hugo y Laverne. Además, entrando al camparanario os sentiréis como el auténtico Quasimodo, al ver las enormes dimensiones de Emanuelle, la gran campana que se conserva de la Notre Dame original. De verdad, os garantizo que la espera y la ascensión merecerá la pena. Frente a la puerta principal de la catedral se encuentra el kilómetro cero de todas las carreteras francesas.




La otra gran dama de la ciudad es, como no podría ser de otra forma, la Torre Eiffel. Constriuda inicialmente como un monumento efímero y simbólico de la Exposición Universal de París de 1889, los parisinos decidieron que fuera permanente y se convirtiera en el emblema de la ciudad y hoy en día nadie desconoce la relación unívoca entre la ciudad y el monumento. Si no os gusta la Torre Eiffel, siempre podréis hacer como hacía el escritor francés Guy de Maupassant, uno de los grandes detractores históricos de la Torre, que cierto día preguntado sobre el porque de su asistencia diaria a comer al restaurante que hay dentro del monumento, contesto "vengo a aquí todos los días porque es el único lugar de la ciudad desde el que no puedo verla", y digo esto porque, ciertamente, la torre se ve desde cualquier parte de la ciudad y porque si la torre en si es impresionante, las vistas panorámicas desde lo alto de la misma lo son más, las vistas de los campos de Marte a los pies, el Trocadero, la Torre Monmtparnasse, el barrio de Montmartre al norte donde la ciudad deja de ser plana, Les Champs Élysées con el Arco del Triunfo y siguiendo la trayectoria recta el distrito financiero de la Defense, etc, todo ello y más se puede identificar desde los 298 metros de alura a los que está el mirador de la Torre Eiffel. Os hago una recomendación, comprad las entradas vía internet aquí { http://ticket.toureiffel.fr/index-css5-sete-lges-pg1.html }, se debe andar rápido y comprarlas con bastante antelación, ya que solo sacan unas pocas por este medio, pero así os ahorraréis colas de hasta 3 horas de duración.



2. LOS  MUSEOS:

París cuenta con una infinidad de museos, de diferentes temáticas y para todos los gustos, es imposible no encontrar alguno que os resulte atractivo. Voy a detallaros un poco los que me parecieron más interesantes:

- Por supuesto, nadie puede ir a París sin visitar el maravilloso Museo del Louvre, pero, ni penséis verlo entero en 1, 2 o 3 días. Para ver lo más relevante, en la entrada hay unos planos en todos los idiomas (el que viene en español se identifica con el color amarillo). Por supuesto, no podéis iros de este museo sin ver la "Gioconca", la mujer que parece que vayas donde vayas te sigue con la mirada (si el montón de turistas te permite verla) y que es la obra con el mayor coste estimado del mundo, imposible de calcular, tampoco podéis perderos el cuadro que se encuentra frente a la "Mona Lisa", se llama "Las Bodas de Caná" y casi nadie le presta mucha atención pero es muy bonita. Otras obras maestras del Museo del Louvre son "Victoria de Samocracia" (figura femenina halada), "Venus de Milo" (representación de Afrodita), "Codigo de Hammurabi" (el origen de las leyes), los maravillosos sarcófagos, esfinjes y demás elementos procedentes del antiguo Egipto (imposible no quedarse boquiabiertos) y el escriba sentado. Por otro lado, tampoco debéis dejar de lado los fastuosos departamentos de Napoleon, donde se puede apreciar el lujo con el que vivía el emperador que domino Europa. Mientras esperáis la cola para acceder al recinto museístico, siempre podéis dedicar el tiempo a contar el número de paneles de cristal que componen la pirámide que es la entrada principal al museo. Según la leyenda, ese número es 666, número de Satán, que salto a la fama con la novela de Dan Brown "El Código Da Vinci". Si no queréis esperar tanta cola, siempre podéis acceder al museo por una de las entradas laterales.


- A unos cuarenta minutos del centro de París, cogiendo la línea C del RER (Réseau Express Regional), es como el cercanías de España, se llega al Castillo de Versalles (Château de Versailles). Este palacio, que ocupa una basta extensión de 67.000 metros cuadrados fue la residencia real de los distintos reyes de Francia. El interior del palacio es magestuoso, lleno de salas, dormitorios y obras de arte. Mención aparte merecen los jardines, ocupan una extensión grandísima, lo cual hace casi obligatorio echar mano de una bicicleta, un carrito de golf o el trenecito que recorre el recinto. De lo contrario el recorrerlos puede llevaros horas y horas. En los jardines os encontraréis con el Gran Canal, donde podréis alquilar una barca para daros un paseo. Al final de los jardines están el Petit Trianón (regalo del Rey Luís XVI a su esposa, Maria Antonieta) y el Grand Trianón, donde según las historias, el rey escapaba de palacio para encontrarse con sus amantes. Como siempre, os recomiendo ir temprano, el palacio abre sus puertas a las 9:30 y las colas para acceder suelen ser de gran longitud, aunque relativamente rápidas.



- Otro museo que merece mucho la pena es el Museo d´Orsay, es el museo de arte impresionista, se encuentra en una antigua estación de tren que por fuera mantiene su aspecto original. Para los no muy entendidos no les dirá nada, para mi que soy un friky ferroviario, el edificio en si ya es un museo, dentro podréis encontrar una réplica de la Estatua de la Libertad de Nueva York y sino, siempre podéis subir a la última planta para hacer la típica foto de la ciudad a través del cristal del reloj de la fachada del edificio, viando a la vez como se mueven sus manecillas.


- Por último dentro de este breve resumen de los museos de París, destacar uno que quizá no sea muy conocido pero que bajo mi punto de vista destaca por su alta calidad y parecido de los personajes, se trata del Museo Grévin, el museo de cera de París. En este pequeño museo podréis haceros una foto junto a personajes de la historia de Francia como los mosqueteros, Quasimodo o el Cardenarl Richelieu, pero también junto a estrellas del cine o la música como Ray Charles, Michael Jackson, Brad Pitt, George Clooney, etc, y personajes de dibujos animados como Marsupilami, Obelix, Titeuf, etc, ademas de otras muchas personalidades, no os lo debéis perder.

Además de estos museos hay otros muchos como el Museo Rodín donde encontraréis la estatua de "El Pensador", el Museo de l´Orangerie donde encontraréis la obra de Monet "Los Nenufares" o el Centre Pompidou (museo de arte moderno) y un larguísimo etcetera que haría de este post algo interminable.

3. LOS  MUNUMENTOS

París es una ciudad en la que mires donde mires, ves algo que te llama la atención, y hay una serie de monumentos que merece la pena visitar. Bajo mi punto de vista, un pequeño resumen de los mismos podría ser el siguiente:

- El Arco del Triunfo, situado al final de los Campos Eliseos, para muchos la avenida más bonita del mundo, se encuentra este monumentos mandado construir por Napoleón para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz. Desde su terraza superior se tienen unas vistas impresionantes, por un lado se visualiza el distrito de la Defense con su gran arco de hormigon, por otro lado, se ven todos los Campos Eliseos, la Plaza de la Concordia con su gran obelisco, los Jardines de las Tullerías (antiguos jardines de la residencia real que era el Museo del Louvre y el arco del trunfo del Carrusel. Además se puede ver el cáos circulatorio que es la Plaza Charles de Gaulle Étoile donde está ubicado y en la que desemboca ¡¡12 grandes avenidas!!, ¡extraña ver que no haya más accidentes de tráfico!


- La Basílica del Secre Couer, ubicada en lo más alto de la colina del barrio de Montmartre, este edificio religioso tiene formas que recuerdan al mítico Tag Mahal. Desde delante de la misma se tienen unas vistas de la ciudad impresionantes y que no os debéis perder. Os recomiendo subir en funicular y descender callejeando por Montmartre, el barrio bohemio de París, que a mí personalmente, me decepciono un pelín, me esperaba al más bohemio y me encontré con una Place du Tertre más que ocupada por pintores, ocupada por terrazas de restaurantes, pero bueno reconozco que el barrio tiene un encanto especial.



- La Tumba de Napoleón se encuentra al final de la Explanada de los Inválidos. La iglesia que alberga su sarcófago de mármol rojo destaca por su cúpula dorada que resplandece desde todas partes al darle el sol.


- Para muchos el edificio más bonito de París, no se si tanto, pero merece la pena pararse delante del edificio de la Opera, por dentro no lo vimos pero si buscáis imágenes, es espectacular, queda pendiente para la próxima vez.

Existen otros muchos monumentos dignos de visitar como la Saint Chapelle, la Conciergerie, la Torre Montparnasse (espléndidas vistas desde su piso 59), etc, pero tampoco quiero hacer este post interminable.

4. LA  NUIT  PARISIENNE

Cuando alguien acude a París, tras los largos días de turismo por la ciudad, se acaba haciendo de noche y hay varias cosas que son prácticamente inevitables para hacer en la ciudad cuando el sol se pone:

- Bajo ningún concepto debéis obviar contemplar la ilumnación especial de los diez primeros minutos de cada hora de la Torre Eiffel, cuando lo veis os dais cuenta de porque es el monumentos más visitado del mundo, simplemente precioso.


- Otra cosa que es totalmente recomendable y que si se puede se debe comenzar cuando comienza el atardecer y terminar cuando ya es totalmente de noche es un Crucero por el río Sena, conforme avanzas bajo los 22 puentes del recorrido, la noche se va cerniendo sobre la ciudad y el juego de luces del ocaso con las luces de la ciudad es algo que merece la pena contemplar. Al final, con la noche totalmente instalada en París, se puede ver la elegante iluminación de sus monumentos y puentes como el Pont de l´Alma, Pont de l´Ena o el Pont de Alejandro III. Además, durante el crucero se puede contemplar la vida de ambas orillas del río así como de la Ille de la Citè o de la Ille de Saint Louis.


- Como no, no debéis perderos, es un paseo nocturno por los Campos Eliseos, avenida con gran movimiento durante todo el día y toda la noche.

- Finalmente, aunque no sea barato, pienso que es una cosa que se debe ver una vez en la vida ya que merece totalmente la pena el precio que se paga. Se trata de asistir a uno de los míticos Cabarets de Paris. Los más conocidos son el Moulin Rouge, el Lido y el Crazy Horses. En nuestro caso nos decantamos por el Lido, en plenos Campos Eliseos, tras leer opiniones sobre todos ellos y valorar globalmente. No se como serán los otros, pero está claro que el del Lido es...

E S P E C T A C U L A R


Su espectáculo, estrenado en Abril de este mismo año 2015 y por el que el local estuvo cerrado durante meses para poder prepararlo se llama "Paris Merveilles" y narra la historia de una bailarina que llega al cabaret como un "Patito Feo", recatada y vergonzosa y termina como un "Cisne Blanco", la estrella del espectáculo, bailarina principal y espectacular con cambios en la pista que tan de pronto es una fuente, una lámpara que se eleva magestuosa, una pista de hielo. Entre medias, números del mimo "Mansour", que parece está hecho de plastilina, los equilibristas aéreos, el dúo de acróbatas You & Me y los patinadores Solenne Bachelet y Maxime Combès, todo ello acompañado con la bonita voz en directo, tipo Amy Winehouse de Manon y rematando con el típico baile de French CanCan. A continuación os dejo algunas fotos y vídeos de la página del Lido y de Youtube:

Mansour (Mimo)

Equilibristas Aereos
Duo de Acróbatas "You&Me" (ved el vídeo hasta el final por favor, no hay palabras para describir la fuerza de esa mujer)

Patinadores sobre hielo

Escena de la actuación 

Cantante Manon

Bueno ya termino por hoy, porque si sigo hablando de París no termino, una ciudad espectacular en la que casi todo son virtudes, incluidas la extrema educación y respeto de los parisinos y la variedad multicultural. Como única pega, tal vez, decir que la limpieza esta dejada un poco de lado, pero me han dicho que ha mejorado en los últimos años, esperemos siga haciéndolo. Antes de despedirme, una recomendación, si vais a Paris, no podéis dejar de ir a un cafe con ambiente totalmente parisino, se llama Le Cafe Popote en la Rue Lucien Sampaix, perpendicular al Boulevard Magenta, muy cerca de la Place Republique, comida estupenda, buen sabor, mejor presentación, y bien de precio. Por cierto, para comer pedid "garraf d´eau" en todas partes, es agua del grifo y en París está muy buena. Os dejo unas fotos del local que os digo donde, ademas de la buena cocina francesa, lo regenta un hombre llamado Luis, muy agradable y que atiende a los clientes con gran eficiencia y que te hace sentir como en tu casa:


Por último, si vais a estar varios días en Paris, os recomiendo os saquéis la tarjeta Paris Pass para 2, 4 o 6 días, siempre y cuando vayáis a hacer visitas, es muy práctica, y ademas de más de 60 muséos, incluye otras atracciones exclusivas, todo de lo que os hable salvo la torre Eiffel y el Lido y el transporete para los días que elijáis, en el siguiente enlace podréis encontrar todo lo que incluye esta tarjeta {http://www.parispass.es/paris-attractions/index.html}, si lo miráis con tiempo sacan ofertas especiales para su compra. Si no vais a hacer visitas, solo para moveros os recomiendo el Pase Navigo Decouvertè, se saca en cualquier estación de metro o RER válido para una semana.

Espero os haya gustado el post y si ya habéis estado os guste tanto como a mi la ciudad, y si no habéis ido, cuando podáis no perdáis la oportunidad de ir, de verdad, merece la pena y, sorprendentemente, me la esperaba más cara de lo que fue, no es barata la vida en París, pero tampoco desorbitada, desde el punto de vista del turista claro está, vivir allí es otra historia.

2 comentarios:

  1. Me han entrado mas ganas de ir de las que ya tenía!
    Espero visitarla muy pronto.
    Besiin

    ResponderEliminar